De “prostituidores” y otras mafias

Hablar de prostitución en un momento donde la sociedad se siente “avanzada”, suena como una locura, algo hasta gracioso y ridículo. No obstante, Antonio Salas en su libro “El año que trafiqué con mujeres” publicado en el año 2004, nos muestra, cómo las fulanas y la trata de personas son un asunto que permanece en nuestra sociedad aun en el 2020; asunto del cual nadie está exento y al que, incluso, todos contribuimos a que permanezca ahí, al margen de las poblaciones, u otras veces, como ocurre en nuestra ciudad en su propio centro o corazón.

Continuar leyendo