Skip to content

Verraco

La expresión política y social dentro del ritmo

Autora:  Laura Correa.

Marzo 20, 2021

 
 
 
 
 

Con la mirada firme en el futuro y su visión crítica, Verraco comenzó a mostrarse en Colombia desde 2017. No le gusta dar su nombre de pila, pues cree que Verraco es todo lo que debe ofrecer a sus oyentes. Es un joven adulto que busca mantener su vida privada del público.

No salió de los aires, este nombre se creó a partir de todo un proceso que tuvo desde adolescente. “Aunque crean que es una contrariedad, yo comencé en el mundo de la música con el reggaetón. Buscaba las canciones, las quemaba y las vendía en el colegio”.  

El reggaetón fue el inicio de su camino y, después de ello, comenzó a indagar en distintos programas de dj para comenzar a mezclar. Un año después, se encontraba tocando en Carnival, el club más importante de música electrónica de Medellín. Desde ese momento comenzó a tejer una periodicidad en las fiestas electrónicas dentro de la ciudad que él ayudó a iniciar.

Desde que nació como artista, partió de la premisa de que quería que sus sonidos reflejaran a Latinoamérica. No cree en la nacionalización pura de los sonidos. Cree que cada uno de ellos demuestra una realidad que puede ser representada en el continente. Desde el sonido más robótico hasta el más “cumbión”. Esto partiendo de la idea de que la descolonización no se refiere a la utilización de sonidos específicos, sino estar en contra de la estereotipación en la escena colombiana y Latinoamericana.

Para Verraco un dj se caracteriza por su conocimiento vasto en música y el estar atento a distintas melodías y sonidos que se generan alrededor. Se trata de estar dispuesto a aprender y escuchar. Además de esto, un buen dj busca tener una posición interdisciplinar, es decir, no solo referirse a la música y la mezcla desde lo técnico, sino también comprender la razón del por qué existe ese sonido. 

Desde esa idea, Verraco considera que la escena electrónica debe ser crítica. 

“Colombia da mucho de qué hablar, con los visibles escenarios de corrupción y violencia tenemos la responsabilidad de ser críticos. Porque esto no solo es una escena, es un movimiento de por sí. Esta música se creó a partir de hacer resistencia por gente oprimida en Estados Unidos. Ya sea por ser homosexual o afroamericano. Quienes se encontraban en una ciudad olvidada como Detroit, y hallaron en las máquinas una forma de expresar sus frustraciones y deseos de futuro. Si vamos al otro lado del charco, podemos ver como la electrónica sirvió como elemento de cohesión social entre la Berlín occidental y oriental”.

Su visión sobre algunos habitantes y artistas colombianos es de “gente acomodada y mediocre”. No ven más allá de lo que es la música y como esta se ha creado a lo largo del tiempo. No obstante, durante los últimos años se han creado e instaurado nuevos movimientos que, junto con él, buscan darle un nuevo rumbo a la electrónica en Latinoamérica, concretamente en Colombia y Medellín.

A partir de tener una visión crítica, fundó los sellos Insurgentes y Tra Tra Trax. Que buscan dar visibilidad a los djs latinoamericanos y sus propias ideas críticas. Ellos se han convertido en ejemplos para la visión del género musical. Buscando generar reflexión política y social, sin dejar de lado el dembow latinoamericano. 

En 2020 Verraco lanzó su último álbum llamado Grial. Descrito en la revista cultural Cartel Urbano como “ciencia ficción sónica desde el Valle de Aburrá” y que Verraco prefiere denominar como “Mestizo – Futurismo”, concepto que surge a partir de la idea de la descolonización del eurocentrismo de la música electrónica.

La electrónica siempre ha estado expuesta a múltiples interpretaciones, ya que no sirve de letras para guiarse. Por lo tanto, Verraco asegura que la electrónica tiene como responsabilidad explorar otras maneras de expresarse. Desde el nombre de los temas del EP, hasta el diseño del vinilo (que incluso muchos llevan explicaciones de los temas). La creación de un tema es un trabajo multidisciplinario que necesita de narrativas.

Verraco se mira a sí mismo en un futuro comprometedor donde espera que su sello sea reconocido y valorado, con sus exploraciones críticas sobre la descolonización, la actualidad y la inclusión. Además, espera que su sello pueda funcionar de tal forma que alcance la libertad financiera. 

Lo más sorprendente es que, aunque esconda su vida privada, este dj es reconocido en la escena y movimientos locales que lo catalogan como uno de los más innovadores del país.