RELATOS DE PANDEMIA

¡Con la comida sí se juega, incluso en los peores momentos!

Autor:Sara Suaza Londoño 

¿Te gustaría jugar mientras comes?

 Antes de la llegada de la Pandemia, Sport Town era restaurante donde se podía jugar con consolas de videojuegos, futbolito, ping pong y participar en la ruleta con diferentes premios como lo era bonos de descuentos en el restaurante, mientras la comida estaba lista.

 

La idea de jugar mientras comes, nació de Simón Rodríguez, su actual dueño. Él quería un restaurante donde las personas pudieran comer hamburguesas, y al mismo tiempo tener un espacio donde en cada rincón vivieran el disfrute del juego, el deporte y una experiencia inusual.

 

A sus 22 años Simón iniciar el difícil camino del emprendimiento. Esto fue retador al principio, pero ha tenido logros increíbles, como lo fue el reconocimiento que comenzó a tener en la ciudad por las experiencias dinámicas y promociones que se realizaban semanalmente, esto hizo que obtuvieran una gran acogida en la ciudad. 

 
 
Clientes Sport Town

Como la mayoría de los 44.000 restaurantes en Colombia, Sport Town también se vio afectado por la pandemia; tuvieron que cambiar su sede principal en Vía Primavera, y, además tuvieron el gran reto de trasladar la experiencia de sus establecimientos a la casa de cada uno de sus clientes por medio de los domicilios.

Sport Town se caracterizaba por ser un lugar lleno de experiencias y dinámicas para captar la atención y enamorar a todos sus clientes. “Más que ofrecerles una comida de muy buena calidad a nuestros usuarios, buscamos que se lleven una experiencia inolvidable” así lo afirma Simón.

 

Una de las experiencias que más acogida tuvo fue el “Reto Hamburguesa”, el cual consistía en que dos personas se comieran una hamburguesa de 12 carnes de 180 gramos en menos de 15 minutos y si lograban cumplirlo, no pagan la hamburguesa de lo contrario debían asumir el costo,  también tenían el reto de comerse la mayor cantidad de alitas picantes, tomarse un litro de cerveza en 30 segundos, y otras actividades para compartir en la mesa como lo eran sus hojas de stop deportivo que consistía en llenar diferentes categorías con la iniciando con una misma letra, en un tiempo record y juegos de mesa para que sus clientes se divirtieran mientras esperaban sus comidas.

 

“Siempre están dispuestos a dar más por sus clientes.

Sara Bedoya Ossa 

 
 
 
 
 
Restaurante

 “Hace poco tuvimos una campaña llamada “Cachipu”, que constaba de jugar piedra, papel o tijera con nuestros mensajeros y si el cliente ganaba, obtenía bonos de descuento. También tuvimos una época donde les enviamos a nuestros clientes diferentes juegos de mesa para que compartieran y se divirtieran, mientras consumían nuestros productos”, así lo afirma Rodríguez.

 

Una gran herramienta que a Sport Town le ha ayudado a continuar con sus ventas, son las redes sociales, por medio de Instagram realizan concursos, descuentos y retos, en los que el cliente puede ganar diversos premios como lo son, combos de comida o descuentos en el siguiente pedido, además buscan siempre estar cerca con cada uno de sus usuarios y tener en cuenta cada sugerencia que tengan, como cuáles ingredientes les gustaría tener en la próxima hamburguesa o mejoras en el servicio.

Lo que más le gusta a Sara Bedoya, cliente de Sport Town, es que siempre están dispuestos a dar más por sus clientes, se reinventan todo el tiempo, sacan propuestas innovadoras que hacen que la clientela mantenga el amor hacia el restaurante, además de promover el deporte para tener una vida equilibrada y que se puedan dar algunos gustos no tan saludables.

Sus domicilios cuentan con un protocolo muy estricto de bioseguridad, que van desde la preparación de todas sus comidas hasta que llegan los pedidos a sus respectivos destinos. “Todos los integrantes de Sport Town deben usar tapabocas desde que ingresan al establecimiento, contamos con tapetes con amonio para la desinfección de los pies, realizamos una desinfección corporal, todos los días tomamos un registro de salud a todos nuestros trabajadores, hacemos una limpieza profunda del establecimiento diariamente y además tenemos señalizaciones para mantener un distanciamiento en los puestos de trabajo”.

 

Uno de los aspectos más complicados que  vivieron a la hora de reinventarse fue el tema de los domicilios, ya que nunca se habían implementado este servicio, según Miguel Pino, persona encargada de la cocina de Sport Town, afirma que “el tema de la pandemia ha sido complicado pero lo hemos sabido manejar, siempre estamos buscamos que el servicio salga lo mejor posible, no teníamos la experiencia del domicilio y estamos aprendiendo, aún así hemos sabido llevarlo de la mejor manera, de lunes a jueves estamos sacando alrededor de 40 a 50 domicilios y los fines de semana más o  menos 200 domicilios”.

 

Gracias a la creatividad que hay detrás de todo el equipo de Sport Town, todos sus clientes han podido tener la experiencia de jugar mientras comen sin salir de casa. Semanalmente Sport Town genera retos y nuevas hamburguesas para que todos sus usuarios se mantengan conectados con la experiencia de jugar comiendo y mantener el espíritu del juego y el deporte.

 


Especial realizado por los estudiantes del Énfasis en periodismo digital del pregrado en Comunicación Social.

2020 / 2