Existen personas en nuestra cotidianidad que tienen súper poderes. El de Laura es definitivamente el manejo del tiempo. Es estudiante de los últimos semestres de Derecho en la Universidad EAFIT y desde que terminó su periodo de práctica ejerce como abogada trabajando de tiempo completo en una gran compañía del país; tiene novio, amistades a las que no descuida y, gracias a la cuarentena, descubrió su pasión y amor por el maquillaje.

Laura Porras

A raíz de este descubrimiento, empezó a estudiar maquillaje profesional e inauguró sus emprendimientos: Mokka, una tienda de maquillaje en Instagram; y Beauty From Nothing, otra cuenta de Instagram dedicada al maquillaje, donde poco a poco ha dado a conocer su arte y su proceso para prestar sus servicios de maquilladora.

Gracias a todas las personas que participaron en el proyecto, a los profesores del énfasis de periodismo digital, junto con los monitores de la materia. A cada uno de los micro empresarios quienes nos dieron su testimonio valioso en épocas de crisis económica y así mismo por brindarnos  contenido enriquecido para nuestro campo audiovisual. A los expertos de guías emprendedoras quienes nos entregaron información y consejos útiles a la hora de crear un negocio digital en la plataforma Instagram. Y a todo el equipo de trabajo en desempeñar su función en cada área asignada. A pesar de las circunstancias vívidas en el 2020 es importante resaltar que siempre hay una manera de innovarse para solucionar las adversidades.