Skip to content

Enola Holmes: la extraordinaria hermana de Sherlock Holmes

Enola Holmes: la extraordinaria hermana de Sherlock Holmes

Nicole Marchena Hernández

Enola es una extraordinaria representación de la libertad, del feminismo y de la independencia.

Sherlock Holmes ha sido un icono cultural que se ha llevado numerosas veces a la gran pantalla, siendo, de hecho, el personaje de ficción más veces adaptado. Esta vez a las pantallas ha llegado una historia diferente, y no, no es otra de las tantas versiones de este detective; esta vez él no será el protagonista, esta vez veremos a su hermana menor. Es la historia de Enola Holmes.

Basada en la serie de libros Las aventuras de Enola Holmes de Nancy Springer, particularmente del primer libro de la saga El caso del marqués desaparecido, llega Enola Holmes, película estrenada el 23 de septiembre del 2020 a través de la plataforma Netflix. Cabe destacar que fue originalmente pensada para ser lanzada en cines, sin embargo, la idea fue descartada a causa de la pandemia de Covid -19.

El filme, dirigido por Harry Bradbeer y protagonizado por Millie Bobby Brown (Enola Holmes), Louis Partridge (Tewkesbury), Henry Cavill (Sherlock Holmes), Sam Claflin (Mycroft Holmes) y Helena Bonham Carter (Eudoria Holmes), se ha posicionado rápidamente entre los títulos más vistos de Netflix.

El argumento de la cinta, ambientada en Inglaterra a finales del siglo XIX, narra la historia de la más chica de la familia Holmes, quien creció bajo el cuidado único de su particular madre, pues su padre falleció cuando era pequeña, y poco después sus hermanos dejaron la casa. Sin embargo, la desaparición de su madre el día de su decimosexto cumpleaños trae de vuelta a sus hermanos, Mycroft,  el mayor y ahora su tutor; y Sherlock, el del medio, quienes, al parecer, no serían de mucha ayuda para la joven detective. Por ello decide escapar a Londres y aventurarse ella sola en la búsqueda de su progenitora, pero en el camino se verá envuelta en un segundo misterio, la desaparición de un joven marqués a quien salvará del peligro de ser asesinado.

Enola Holmes no es una chica común. No lo sería en la realidad, y mucho menos lo es en la película ambientada en la Inglaterra victoriana. No sabía bordar y tampoco hacer manualidades, no era una “dama refinada y delicada”. Prefería la historia, la ciencia y las artes marciales inculcadas por su madre. Mejor dicho, una “deshonra” para la sociedad, y un completo desastre para su hermano mayor, Mycroft, quien estaba empeñado en “construirla” desde cero.

Pero Enola es más bien una extraordinaria representación de la libertad, del feminismo y de la independencia. Así la había educado su madre, podía hacer lo que quisiera y podía ser quien quisiera. Su personaje desafía todos los estereotipos de la época y fue su crianza la que le permitió valerse por sí misma en un mundo dominado por hombres.

Por otra parte, al saber que el mismísimo Sherlock Holmes estaría presente a lo largo de la película pensé que el icónico detective le quitaría protagonismo a su pequeña hermana, pero no fue así. El personaje de Enola, a mi parecer, es diferente, sin llegar a ser inferior.

Logra mantener su presencia como la más importante, no se queda atrás a la sombra de su hermano.

La cinta nos presenta también a un Sherlock joven y atractivo en, tal vez, su versión más humana y emocional. Los que han leído Sherlock Holmes saben que el original, creado por Sir Arthut Conan Doyle, es un hombre más bien frío y excéntrico en su personalidad.

Si hablamos ahora de Mycroft Holmes, tratamos con un hombre autoritario, egocéntrico y conservador, y quizá demasiado malo, pero sin una razón aparente de su comportamiento.

No hay mucho que decir del mayor de los hermanos, es un villano más bien aburrido, sin embargo con una gran actuación de parte del actor Sam Claflin. Por su parte, la madre de los hermanos, Eudoria Holmes, aunque aparece realmente en el final del filme, las consecuencias de sus acciones siempre están dando vuelta en la historia. Además el recurso de los flashbacks la hacen un personaje principal. Lo que nos lleva a tocar el tema del estilo de la película.

Solo con empezar a ver los primeros minutos, supe enseguida que no sería la típica cinta detectivesca y de misterio que se caracteriza por ser oscura. Netflix nos presenta un filme colorido y alegre, encaminado a un público quizá más joven, pero sin llegar a ser infantil. Utiliza recursos como los flashbacks y el rompimiento de la cuarta pared, pues la protagonista se dirige a la cámara e interactúa con los espectadores. Un método que resulta bueno, en el sentido de que le da gracia a la historia, engancha y mantiene la atención, y sirve para las explicación y dar énfasis en algunos datos, pero que muchas veces llega a ser innecesario.

Enola Holmes es una película entretenida a pesar de tener una duración de 123 minutos, que cuenta con un cast atractivo y temáticas secundarias que resultan relevantes. Una película que representa al verdadero feminismo en una época en la que la lucha de las mujeres apenas comenzaba. Una película sólida que tiene grandes posibilidades de una secuela, incluso de una serie.

Enola (alone al revés) no es un nombre usual, y ella tampoco lo es. Estar sola no significa sentirse sola. Es detective, es descifradora y encuentra almas perdidas. Enola Holmes nos enseña que somos dueños de nuestras vidas y decidimos nuestro futuro.