Odiar a la madre

Por instinto, las madres protegen a sus hijos. Sin embargo, hay unas que terminan por hacer lo contrario: herirlos. La situación puede llegar al punto, que a sus hijos la vida se les vuelve un infierno. Las madres que nos lastiman existen y es una realidad de la que pocas veces se habla.

Continuar leyendo