En la literatura, los relatos cotidianos nunca pasan de moda

Texto por Natalia Ángel Soto.

Daniel Morales Alvarado.

Diana Moreno Vera.

Sofía Villada Valencia.

La Fiesta del Libro y la Cultura también se reinventa, por medio de una conferencia virtual, tres reconocidos periodistas latinoamericanos dieron algunos consejos para, a través de la escritura, convertir la cotidianidad en literatura.

En medio de la XIV edición de la Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín, este año con la temática de las diásporas, el pasado viernes, 2 de octubre (día en que se le dio inicio a la Fiesta), se realizó el segundo taller de encuentro de manera virtual donde los  invitados fueron los periodistas latinoamericanos Angie Bermúdez, Ángela Pradelli y Esteban Duperly, quienes estuvieron conversando con Janeth Posada (moderadora) para responder a la pregunta: “¿Cómo transformar la vida cotidiana en literatura?”. Además, compartieron algunos consejos sobre la escritura para los interesados en relatar las vivencias cotidianas.

La transmisión alcanzó casi las mil visualizaciones y, dado las ventajas de la virtualidad, pudieron asistir personas de otros países, quienes también tuvieron un espacio para interactuar con los periodistas y enriquecerse de su experiencia como escritores, a través de las preguntas que realizaron al final de la charla.

“Las cosas insignificantes son las que más se comunican”, Ana Bermúdez.

La escritora mexicana recomendó prestarle atención al entorno, sobretodo a los pequeños detalles, pues de estos  nacen las mejores historias. Por otro lado, Bermúdez catalogó a la inspiración y a las emociones las principales aliadas a la hora de querer contar una historia, pues de seguro  estas le harán sentir al lector que está presenciando el suceso del que se habla  en el relato.

“Todos los hechos cotidianos son susceptibles de convertirse en un libro”, Esteban Duperly.

El periodista colombiano y escritor de la novela Dos Aguas, compartió una curiosidad sobre la escritura, y es que muchas veces el autor cuenta con un “Eureka” o pálpito de inspiración que es ese momento donde llega una idea o suceso cotidiano y el escritor se motiva a convertirlo en literatura. Sin embargo, según Duperly, “la Eureka del escritor” solo es el primer paso para construir una historia, pues la escritura es todo un recorrido y para contarle al lector de la mejor manera un relato  hay que aventurarse y explorar todo ese camino de posibilidades a la hora de escribir.

“La cotidianidad se cruza con lo inesperado”, Angela Pradelli.

En los sucesos cotidianos podemos encontrar “fisuras” o “quiebres” y es allí donde surgen las buenas historias. Así lo dijo la escritora y profesora argentina Ángela Pradelli, quien fue una de las invitadas al evento gracias a su amplia trayectoria,pues fue coordinadora del Plan Nacional de Lectura de Buenos Aires y también es reconocida por sus grandes colaboraciones  con diferentes medios periodísticos nacionales e internacionales. Ángela dice que “la herramienta principal para construir historias, personajes, ambientes y entretener al lector, es el lenguaje o el mundo de las palabras”, algo que nos abre las puertas para entender un poco más lo profunda que es la literatura.

 Y de esta manera, una vez más la escritura latinoamericana hizo de las suyas en la Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín. Y por supuesto, Bermúdez, Duperly y Pradelli  demostraron que los relatos cotidianos nunca pasan de moda.

Opine sobre este artículo

Posts Recomendados