Foto Daniel Valencia, cortesía Periódico 15 (UNAB)
"Santurbán no está a salvo hasta que nieguen en forma definitiva la mina", ambientalistas

Por Gabriela Pupo Clavijo

y Paloma Botero Uribe

Ambientalistas y defensores del páramo de Santurbán, en Santander, afirman que la decisión de archivar la licencia ambiental del proyecto minero en esa zona natural es solo una “victoria temprana”. La multinacional Minesa, que aspira a hacer la mina de oro, no revela aún una posición precisa frente a esa determinación.

Los miembros del Comité para la Defensa del Agua y del Páramo de Santurbán no se conforman con que se esconda el problema y no descansarán hasta que se niegue en forma definitiva la solicitud de construir una mina de oro subterránea en ese lugar.

Así lo afirmaron varios de sus voceros luego que la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) decidiera el pasado 2 de octubre archivar el proyecto minero propuesto por la multinacional Minesa para la explotación de oro y cobre en la región Soto Norte, dentro del páramo de Santurbán.

Según dijeron los miembros del Comité, la comunidad defensora del páramo manifiesta su inconformidad con esa decisión de la Anla pues lo que pretendían era que el proyecto se negara en forma definitiva.

Se calcula que unas 100.000 personas han participado en los últimos cinco años en las movilizaciones contra el proyecto minero en el páramo de Santurbán. / Foto Daniel Valencia, cortesía Periódico 15, de la Universidad Autónoma de Bucaramanga

“Hasta que la Anla no niegue rotundamente la licencia, no podemos decir que estamos a salvo”, dice Danovis Lozano, estudiante de trabajo social de la Universidad Industrial de Santander y miembro del Comité de Santurbán. Lozano manifiesta que no es una victoria total, sino una victoria temprana, “todavía el proyecto puede recuperarse”.

Desde el año 2014, este proyecto de explotación minera ha generado gran polémica y controversia entre los habitantes de Santander, Norte de Santander y el país entero.

Durante este tiempo, más de 100.000 habitantes de esos departamentos se han movilizado por las calles, principalmente de la ciudad de Bucaramanga, han participado en debates y campañas para decir “no” al proyecto minero.
De esa forma, buscan proteger el agua que nace en Santurbán y que abastece a un total de 2.3 millones de personas de 48 municipios de esa parte de Colombia.

“Hasta que la Anla no niegue rotundamente la licencia, no podemos decir que estamos a salvo”
Video del Periódico 15 - Universidad Autónoma de Bucaramanga
Promesa incumplida

Miembros del Comité para la Defensa de Santurbán han presentado su descontento por la falta de presencia del Gobierno Nacional en la discusión y por el incumplimiento de las promesas de campaña del presidente Iván Duque. Cuando era candidato, Duque dijo: “No vamos a permitir minería en ninguna zona delimitada de páramo en Colombia, eso tiene que ser categórico”.

El portal Colombiacheck recordó que esa afirmación la hizo el hoy presidente de la República en un foro organizado por la Universidad Autónoma de Bucaramanga el 11 de abril de 2018.

Una discusión legal y política

“Se ha logrado politizar este debate y un debate politizado no es lo que se merece un debate ambiental porque se toman decisiones basadas en intereses políticos”, asegura Alejandro Villanueva, activista cívico de Santander. Del mismo modo, Villanueva no cree que esta decisión de la Anla sea por la defensa del páramo, sino por asuntos meramente políticos.

El abogado de la comisión jurídica del Comité de Santurbán, Hernán Morantes, expresa: “Accediendo al documento que ordena el archivo del proceso administrativo de licenciamiento ambiental de Minesa, queda claro que esos argumentos son para negar la licencia ambiental y no para archivarla”.

El páramo de Santurbán abastece de agua a 2.3 millones de personas de 48 municipios del Nororiente de Colombia. / Foto Pablo Fuerman, cortesía Periódico 15, de la Universidad Autónoma de Bucaramanga

Morantes afirma que el Gobierno Nacional quiere evitar la responsabilidad de negar el proceso por las implicaciones geopolíticas con Emiratos Árabes e incluso procesos judiciales con Minesa. La Sociedad Minera de Santander, Minesa, que aspira a que permitan construir la mina, es de propiedad de inversionistas de Emiratos Árabes Unidos.

De acuerdo con la decisión de la Anla, al próximo gobierno le tocaría asumir las riendas del proceso, en caso de que Minesa reenvié la solicitud para que le den la licencia ambiental que le permita construir la mina.»Falta que la empresa decida o no interponer el recurso de reposición, de notificar a todos los terceros intervinientes que son más de 40.000 personas. Así que para que esta decisión tenga una fuerza vinculante, falta tiempo”, agrega el abogado.

Mayerly López, activista ambiental de Santurbán, hace un llamado a la Anla a ser más rigurosa en los procesos de licenciamiento porque, asegura, cuando hay inconsistencias técnicas se debe tener en cuenta el principio de precaución y más si está perjudicando a un ecosistema.

Minesa guarda silencio, por ahora

La compañía Minesa aún no manifiesta una respuesta frente a la determinación de la Anla. “Con las decisiones tomadas por la autoridad, varias cosas quedan sin vigencia”, dice Carolina Rueda, miembro de prensa y comunicaciones para Minesa. En un reporte de la revista Semana Sostenible, la multinacional afirmó que a pesar de que no ha recibido formalmente la declaración por parte de la Anla considera sostener su propuesta minera.

Continuará la defensa del páramo

La lucha no acaba aquí para los santandereanos. Los ambientalistas dicen que no pararán hasta que se tome una decisión definitiva con respecto al proyecto de Minesa y, además, se declare a toda la alta montaña de Santurbán una zona de exclusión de proyectos de megaminería.

Alejandro Villanueva, el activista ambiental, responde que no han ganado la guerra, solo está frenada y que en cualquier momento puede reactivarse el proceso y que ellos no lo van a permitir. “Buscáremos la explicación del porqué no han negado la licencia, cuando se tenía todo para negarla”, reafirma Villanueva.

En este momento hay un debate judicial en curso, ya que el Comité para la Defensa del Agua y el Páramo de Santurbán presentó una acción de tutela que pretende principalmente declarar la alta montaña de la zona (con sus cuencas abastecedoras), terreno de exclusión de proyectos de gran minería. También piden inversiones del Estado en la provincia de Soto Norte, informa la activista Mayerly López.

Posts Recomendados